Una historia de mar entre A Guarda y Oia. Historia del Camino de Santiago en diez rutas (III)

La tercera etapa de la Historia del Camino de Santiago en diez rutas nos lleva a dar un paseo por el mar. ¿Sabíais que Galicia es la comunidad española con más kilómetros de costa? Lógicamente teníamos que dedicar una ruta entera a la conexión de Galicia con el mar y su patrimonio material e inmaterial.

En esta ocasión, el recorrido por la Galicia costera nos lleva entre las localidades de A Guarda y Oia, en lo que supone una variante del Camino Portugués por la costa. Una ruta cargada de historia ancestral y construcciones que son reflejo de ese misticismo que envuelve a nuestra tierra, sobre todo cuando hay mar de por medio. El 31 de octubre Próximamente nos vamos a hacer este paseo con vistas a las Rías Baixas pero, como siempre, os dejamos un adelanto.

Variante costera del Camino Portugués entre A Guarda y Oia

Foto: Turismo A Guarda

Como ya os habíamos contado, hablando de la ruta entre Valença y Tui, en cuanto la peregrinación a Santiago comenzó a gozar de prestigio, ciudadanos de todos los países acudían a visitar al Apóstol con la única ayuda de sus piernas. Muchos de esos peregrinos procedían de Portugal y como sendero hacia Galicia, además del Camino Portugués originario, se estableció una vía alternativa que recorría la costa.

La variante costera del Camino Portugués entra por Galicia recorriendo el Miño en paralelo hasta llegar a su desembocadura. Desde ahí se inicia un recorrido llano que bordea la costa, con poco más de 15 kilómetros y una exigencia baja que lo hace apto para todos los públicos. Sin duda, el tramo entre A Guarda y Oia es uno de los más bonitos que nos deja este Camino por todo lo que vais a ver ahora. ¡Mucha atención!

¿Qué nos vamos a encontrar en la ruta de A Guarda a Oia por el Camino Portugués?

Estuario del Miño

estuario miño

Foto: Turismo Rías Baixas

Uno de los puntos más interesantes de la ruta nos lo vamos a encontrar en pleno arranque. En A Guarda, el río Miño remata su recorrido por toda la geografía gallega para formar un estuario que es uno de los humedales más importantes de España. En él convive una variedad muy rica de especies, especialmente aves, ya que combina dos ecosistemas completamente diferentes: el fluvial y el marítimo.

Más allá de este impresionante paisaje, A Guarda tiene mucho que ver. Una localidad crecida entre vestigios de muchas civilizaciones, donde podemos ver edificios de mucho valor como el convento de las Benedictinas, del siglo XVI; construcciones medievales como la Torre do Reló, o restos de lo que fue la muralla que protegía la villa. Para que os hagáis una idea, A Guarda fue conquistada por pueblos como vándalos, normandos, sarracenos o portugueses. Casi nada, eh!

Monte Santa Trega

a guarda oia camino portugués

Foto: Turismo de Galicia

Si pasamos por A Guarda, no podemos no hablar de él. La villa ha crecido en la falda del Monte Santa Trega, donde encontramos uno de los castros conocidos más importantes de Galicia. Este yacimiento arqueológico ocupa unas 20 hectáreas de superficie, pero tan solo una pequeña parte del terreno está excavada. Aquí llegaron a vivir entre 3.000 y 5.000 habitantes, lo que para un asentamiento construido en el siglo IV a.C. significaba una cantidad de gente muy importante. Una auténtica ciudad de la antigüedad.

El castro no es lo único de Santa Trega. No podemos quedarnos sin visitar la ermita en honor a la santa, del siglo XII, asentada sobre varios sepulcros visigodos, que termina de conferir al lugar un significado mágico.

Monasterio de Santa María de Oia

a guarda oia camino portugués

Foto: Turismo de Galicia

Para terminar la etapa, nos espera otra de las joyas de la ruta. Tras caminar más de 15 kilómetros, el Monasterio de Santa María de Oia es una de las maravillas de la arquitectura marinera gallega. Su construcción comenzó en el siglo XII, cuando todavía existía el antiguo reino de Galicia, y pronto se convirtió en uno de nuestros monasterios de referencia. Con una mezcla de detalles, románicos, góticos y barrocos, lo veremos con detenimiento, porque merece mucho la pena.

Siempre mirando a la costa, su emplazamiento no es casual. El monasterio fue un punto estratégico en la defensa de la costa, con los propios monjes a la cabeza del batallón. De hecho, en el siglo XVII llegaron a frenar un ataque turco a nuestras costas. Una más de las interesantísimas historias que os contarán nuestros guías.

En Oia ponemos el punto final a la tercera etapa de la Historia del Camino de Santiago en diez rutas, y como siempre ya tienes disponible tu plaza para que compartas con nosotros este recorrido por la historia de nuestro Camino más universal. En este enlace puedes comprar tu ticket, que incluye… (ruta no publicada) También tienes toda la información sobre las medidas de seguridad Covid-19 que debes seguir. El Camino Portugués no se olvida de la costa, y nosotros tampoco!

Comenta este artículo

0

valenca-de-minho