Caza y senderismo en Galicia

Seguro que muchos de vosotros habréis salido al monte en estas últimas semanas, ya sea para hacer senderismo, bici o incluso para la recogida de setas, y es probable que algunos os hayáis encontrado con alguna inesperada sorpresa. Algún que otro 4×4 os iba avanzando que pronto os encontraríais con algún cazador, al borde de la carretera o de la pista por donde camináis.

Temporada de caza

Sí, esto es así, y va a pasar desde el pasado 18 de octubre y hasta el próximo 6 de enero como mínimo, ya que entre estas fechas está permitida la caza en los montes gallegos, los jueves, domingos y días festivos, tanto estatales como autonómicos. 

Según lo establecido en la última resolución del DOG, esta temporada de caza abarca desde el 1 de agosto del 2020 hasta el 31 de julio de 2021, estableciéndose como período hábil general para ejercer la actividad el comprendido entre el 18 de octubre de este año y el 6 de enero del próximo, ambos incluidos.

Pero estas fechas son solo orientativas, ya que realmente, las temporadas de los diferentes tipos de caza, son mucho más complejas, distinguiendo la temporada de jabalí, corzos, liebres, ciervos, zorros, etc.

Puedes consultar un resumen de los períodos de caza al detalle, en la web de UNITEGA

Caza y senderismo en Galicia

Con todo, y otras variantes de tipos de caza, podemos encontrarnos por los montes con cazadores durante una buena  temporada al año. Así, los senderistas y amantes de la naturaleza en general, nos vemos limitados a la hora de salir a disfrutar de lo que más nos gusta. A falta de una regulación más exhausta que equilibre los usos de los terrenos para diversos usos recreativos y cinegéticos, lo que tiene que primar es la precaución.

Aunque parezca que, como rezaba el ministerio de agricultura hace años «El monte es de todos», esto realmente no es así. Cada parcela de monte está bien delimitado y se distinguen usos privados y usos públicos. Está claro que las propiedades privadas pertenecen a su dueño, y si éstas no están afectadas por servidumbres de paso, no podremos transitar por ellas. Con los usos públicos pasa algo similar, los terrenos de titularidad pública pueden estar sometidos a múltiples usos como aprovechamientos de setas, leña, pastos, pesca, caza etc. Gran parte de los terrenos, tanto públicos como privados, están acotados para la caza. Estos cotos de caza son alquilados a sociedades o clubes de caza, con los que tendremos que convivir.

Principales peligros

Por ley, y por cuestiones de seguridad, las monterías deben de estar señalizadas convenientemente, de forma que todos los caminos de acceso al área de caza queden delimitados y bien señalizados, para que no haya lugar a confusión. Además, se suele crear un círculo perimetral de seguridad, para, a las malas, acercarnos a la zona más «exterior» de esta zona de caza, y no vernos de lleno en el centro de una cacería.

Precauciones

  • Si vamos a salir al monte, conviene informarse previamente bien sobre la ruta que vamos a realizar, por donde transcurre, asegurarse que no pase por zonas de caza, calcular el tiempo que nos llevará hacer la ruta, itinerario, etc.
  • Conviene ponerse en contacto con el ayuntamiento por el que pasa tu ruta o la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda para que nos informen sobre el calendario de caza en la zona.
  • Puedes consultar también en la web de UNITEGA los mapas de zonas libres de caza en Galicia para este año 2020. Esperemos que pronto actualicen con los mapas libres de caza para el año 2021.
  • A la hora de hacer una ruta, no conviene abandonar los caminos y andar monte a través, ya no sólo por el impacto ambiental que eso genera, sino porque puedes estar entrando en propiedades privadas y en cotos de caza sin darte cuenta.
  • Ten siempre en cuenta, que en el monte puede haber cazadores de distintas modalidades casi durante todo el año.
  • Utiliza siempre ropa de colores llamativos y a poder ser con elementos reflectantes para que puedas ser visto, tanto en caso de accidentes, como para que te puedan ver de lejos los posibles cazadores que pueda haber en la zona.
  • Si tienes sospechas de haber entrado en una zona de caza, haz movimientos para ser visto, pero guardando silencio. Si entras en una situación de emergencia, es mejor utilizar un silbato, o gritar mientras agitas una prenda de ropa de color llamativo.
  • Lleva siempre un frontal o linterna, por si puede haber cazadores cuando cae la noche.

Ya sabes, ante la duda, información y precaución. 

 

 

 

Comenta este artículo

0

fucino do porco vista droneguia-en-la-montana