Expedición a Tailandia: el país de las sonrisas.

Tailandia, el país de las sonrisas.

Cuando imaginamos un lugar en el que encontrarnos a nosotros mismos, nos imaginamos rodeados de playas y naturaleza salvaje; paseando por las calles de una ciudad que no nos deja ni pestañear de todo lo que quiere enseñarnos;  probando un plato que ni siquiera sabíamos que existía pero que desde ese momento nos va a grabar un sabor y un olor en nuestra mente para siempre. En esta búsqueda no dejamos de vivir ni de sentir. ¡Este viaje puede ser Tailandia! 

cultura, religión y contrastes

Hemos estado recordando nuestra etapa en el país de las sonrisas y nos han entrado unas ganas enormes de volver. Su gente nunca tiene una mala palabra y la tranquilidad que reduce el ritmo de lo que podemos pensar de una ciudad como Bangkok hace que queramos redescubrir este país. ¡Cultura, religión y contrastes diversos que se reflejan en el día a día!

TAILANDIA TIENE VIVEZA COSMOPOLITA

El trabajo y el buceo nos llevó al sudeste asiático, eso sí, por separado. Todavía no nos habíamos conocido pero de alguna manera ya teníamos un vínculo llamado Tailandia. Fue un tiempo maravilloso conociendo la cultura y la forma de vida de un país que se levanta con la tranquilidad y el fresco de la mañana y se acuesta con la viveza cosmopolita de un país que abraza a quién decide visitarlo.

LA AVENTURA DEL DÍA A DÍA

Nos acordamos con alegría de que cada día podía ser una gran aventura, sobre todo viviendo en Bangkok. ¿Imagináis como puede ser aprender a conducir una moto en una ciudad de 10M de habitantes? Pues ante todo entretenido y espontáneo. ¡Eso sí, el buen sabor de boca no nos lo quita nadie! En este viaje podéis estar tranquilas que haremos bastante viaje en tren. 

SABORES Y OLORES EXÓTICOS

 

Lo bueno de que la vida suceda en las calles es la variedad de aromas y olores que empapan los sentidos. La comida exótica y sobre todo picante era una buena razón para acercarse a los puestos o restaurantes típicos. Muy rica y variada, sabores agrios, dulces, salados y otros que no podemos explicar. ¡Hay que vivirlo! 

UN PAÍS POR DESCUBRIR

¡En este viaje queremos adentrarnos en lo más auténtico y local de Tailandia! Conocer la esencia de Bangkok a cada paso; cruzar el impresionante río Kwai por el puente de Kanchanaburi o adentrarnos en la ciudad del Invencible conocida como Ayutthaya.

Recorreremos la zona Norte y el conocido triángulo de oro, ¡las ciudades de Chiang Rai y Chiang Mai nos esperan! Queremos ir a las zonas más puras y con menos contaminación cultural del país, ¿qué os parece?

Y eso sí, también vamos a visitar el sur. No nos podemos ir de Tailandia sin conocer su costa y sus islas. Podríamos comenzar a decir sus nombres, que no son pocos, pero mejor vamos a disfrutarlas y a bañarnos en sus exóticas aguas del Pacífico. ¡Estad atentas por si vemos al gran tiburón ballena! Igual está detrás de las tortugas.

Hasta aquí este recordatorio, ¡aunque no es todo! Ahora que hemos despertado la necesidad de viajar y explorar no podemos dejarlo así. Prontito más y mejor sobre el país que nos regala una sonrisa y nos inspira tanto a través de sus fotografías, aunque como ya sabéis es imposible plasmar su belleza y esencia en una imagen.

 

¡nos vamos a Tailandia!
0