¿Sufres de ansiedad? El senderismo es uno de los mejores remedios

Quizá nunca te hayas parado a pensar en ello, o puede que de un tiempo a esta parte haya pasado a ser una parte importante de tu vida, pero te diremos una verdad universal: tienes ansiedad. Aunque sea un concepto negativo asociado a una patología, todos la padecemos en mayor o menor medida. Ella es la causante de nuestras reacciones en muchas circunstancias de nuestra vida, cuando buscamos protegernos de un peligro o necesitamos escapar de algo que nos perturba. La gran diferencia entre unos y otros es el control que ejercemos sobre ella. No te preocupes, este no va a ser un post sobre psicología ni vamos a hacer un análisis pormenorizado de tu mente; pero sí vamos a explicarte cómo la práctica del senderismo puede reducir tus niveles de ansiedad. Este es un artículo especialmente indicado para las personas que os notáis ansiosas o estresadas por diferentes motivos.

Según un estudio de la Asociación Española de Psiquiatría, un 40% de la población española sufre o ha sufrido trastornos de ansiedad en algún momento de su vida. Es decir, si lees esto es muy probable que te sientas identificado por una patología que, cada vez más, está calando más en una sociedad que vive rápido y sin pausa para poder afrontar todas las tareas de su día a día. Pero vamos al grano, os contamos por qué el senderismo puede beneficiaros si padecéis ansiedad.

Porque mejora tu autoestima

En muchas ocasiones, las crisis de ansiedad o depresiones vienen provocadas por una gran falta de confianza y creencia en nosotros mismos y en nuestras posibilidades. Por sí solo, vernos en un contexto diferente, ante un paisaje con la belleza que tienen los senderos y montañas de Galicia, aumenta nuestros niveles de serotonina, que es la hormona que controla el estado mental de las personas. Una alteración en los niveles de esta sustancia es lo que puede provocarnos patologías como estas. El mero hecho de pasear al lado de un río, respirar aire fresco, ejercitar nuestro cuerpo… contribuye a mejorar  nuestro estado de ánimo -y con él nuestra autoestima- para aportarnos una visión más clara sobre cómo afrontar los problemas que nos acucian.

Porque aumenta tu concentración

Las personas que sufren de ansiedad experimentan con frecuencia bloqueos en sus relaciones interpersonales. La constante atención en los síntomas que produce esta patología les hace no prestar toda la atención necesaria a sus interlocutores. El senderismo estimula la actividad cerebral, y con ello potencia capacidades como la concentración. Es por ello que también está indicado para las personas que sufren trastorno de déficit de atención (TDAH). Con esta mejora, se nos puede hacer más fácil concentrarnos en nuestras tareas diarias, en el trabajo, los estudios… y en las relaciones con nuestro entorno, como os habíamos comentado antes.

Porque reduce tu negatividad

Posiblemente si has sentido ansiedad, has tenido la impresión de que todo lo que te rodea está mal. Que nada mejora, que no hay cambios en tu vida, que no progresas como los demás o que no te apetece hacer nada. Un día cualquiera vas a hacer deporte y, ¿no sientes que cuando terminas el ejercicio estás mucho mejor? No solo a nivel físico como es lógico, sino a nivel mental. Todo tiene que ver con esa hormona mágica de la que os hemos hablado unas líneas más arriba, la serotonina. Cuando tu cuerpo se ejercita, la serotonina empieza a producirse y, con ello, todo lo que hace un rato veías prácticamente imposible quizá ya no lo sea tanto. Y eso bajará tus niveles de angustia, frustración y, por tanto, ansiedad.

Porque estimula tu capacidad intelectual

Cuando atraviesas un bache, estás en una situación que no solo ha sido producida por las vivencias que has experimentado. También está sucediendo porque no has podido detectarla a tiempo ni ponerle una solución eficaz para que no limite tu vida. Gran parte de ese poder para resolver tus problemas reside en la capacidad intelectual, la habilidad que los humanos tenemos para poder ingeniar respuestas eficaces a nuestras preocupaciones. El senderismo nos hace más ágiles a nivel mental, más espabilados, y nos prepara para poner remedio a la ansiedad, para buscar en nosotros mismos las respuestas y los mecanismos más adecuados para combatirla.

Estos son los principales factores por los que el senderismo te puede beneficiar a nivel mental. Debemos dejar una cosa clara: con esto no estamos diciendo que el senderismo sea el único remedio para la ansiedad, ni que no deba ser complementado con otras soluciones. Si estás pasando por un problema similar, el mejor consejo que te podemos dar es que acudas a un especialista que te asesore y te proporciones pautas para hacerle frente. Pero eso sí, te aseguramos que el senderismo no te hará ningún daño. Todo lo contrario. Y Volta Montana es una buena manera de ponerlo en práctica.

Comenta este artículo

0

santiago de compostela