Descubriendo Galicia a través de sus Parques Naturales 

Desde Volta Montana, os proponemos descubrir la Galicia más auténtica a través de sus seis Parques Naturales, donde podréis conocer la biodiversidad característica de cada zona a lo largo de sus más que recomendados senderos, así que, ¡vamos allá!

Complejo dunar de Corrubedo y Lagunas de Carregal y Vixán 

En la provincia de A Coruña, nos encontramos con el Complejo dunar de Corrubedo y las lagunas de Carregal (agua salada) y Vixán (agua dulce), declarado parque natural desde el año 1992. 

Este primer parque natural, que cuenta con una duna móvil, es un enclave fantástico en el que perderse  y disfrutar de los días soleados. Además, es un lugar perfecto para visitar en los meses de verano, ya que podréis combinar los baños en la playa con las distintas rutas de senderismo que el parque ofrece. 

Es posible realizar cinco rutas, dos de ellas lineales (Camiño do Vento y Camiño do Mar) y las tres restantes circulares (Camiño da Praia, Camiño da Gandarela y Camiño da Auga), siendo todas ellas de baja dificultad y con un recorrido de desde los 1,5 km hasta los 6 km. 

Además, alguna de las rutas del parque natural es accesible, por lo que pueden ser una opción para todo tipo de turistas y, más específicamente, para los amantes de la ornitología, ya que, en la laguna de Vixán existe un observatorio de aves. 

Aunque si lo que queréis son unas buenas vistas, os recomendamos subir a alguno de sus miradores, como el de Pedra da Rá, desde donde se aprecia la duna móvil y parte de las islas del Parque Nacional de las Islas Atlánticas. 

Desde aquí, también podréis acercaros al impresionante Castro de Baroña, el más importante y mejor conservado de los que se tiene constancia en Galicia, y, podemos aseguraros que desde aquí las vistas tampoco os defraudarán. 

Por lo tanto, Corrubedo es una buena opción para aquellos a los que os guste estar cerca del mar, realizar pequeñas rutas de senderismo y combinarlas con los atractivos naturales y culturales que existen en la zona, gracias también al Centro de interpretación del Sistema Litoral de Galicia que se encuentra en el parque… ¿Os apuntáis ya?

Fragas do Eume

Nos desplazamos ahora a Pontedeume, también en la provincia de A Coruña, lugar en el que nos encontraremos el bosque atlántico costero mejor conservado de toda Europa del que seguro que ya has oído hablar, si es que todavía no lo has visitado, el Parque Natural de Fragas do Eume

Las fragas, bañadas por el río Eume, destacan por la belleza que emanan conjuntamente su fauna y flora, entre las que nos encontraremos distintas especies de helechos del periodo terciario y una densa población de mamíferos y anfibios, destacando las nutrias y la salamandra rabilarga, entre muchos otros. 

¡Nos declaramos totalmente fans de la riqueza natural de las fragas! Por ello, no podemos esperar a volver con vosotros en nuestra “Ruta Ambiental en Fragas do Eume” donde acompañaremos la ruta de senderismo con explicaciones de las distintas especies.

Además, visitaremos el Mosteiro de Caaveiro (S. XII) junto con el maravilloso Cañón del Eume, el único lugar donde habita el Búho Real en la provincia de A Coruña. 

Parque Natural del Monte Aloia

Continuando nuestra ruta por los parques naturales gallegos, nos desplazamos ahora al Monte Aloia en Tui (Pontevedra), ubicado en la Serra do Galiñeiro.  

El parque natural, está situado sobre un atalaya en el que hay cinco miradores con grandiosas vistas  al Valle del Río Miño y al Valle del Louro que seguro que no os querréis perder.

Cuenta con un centro de visitantes, desde el cual se pueden iniciar seis rutas de senderismo diferentes, siendo la más larga de 6,5 km. A través de ellas, podréis ver un total de siete molinos de agua restaurados, el Castro del alto dos Cubos y la Ermita del Alto de San Xián, a 629 metros sobre el nivel del mar.

Por todo ello, consideramos que este parque es un buen lugar para escaparse el fin de semana, ya que, en las instalaciones hay merenderos, parque infantil y bar, contando con todo lo necesario para divertirse en familia y siendo un planazo para cualquier domingo. 

Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés

Nos vamos ahora al sur de Galicia para encontramos con un Parque Natural transfronterizo que se extiende desde Ourense hasta Portugal, el Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés. 

En el mayor parque de la comunidad, llama la atención por su historia el Couto Mixto y el Camino Privilexiado, camino en el que el contrabando estaba a la orden del día entre los arraianos. Estos últimos se beneficiaban de la vía libre del Couto que era un territorio independiente en la época. Esta historia sobre el contrabando gallego es tan curiosa que incluso es parte del comienzo del famoso libro de “Fariña” de Nacho Carretero, por lo que es posible que ya os suene. 

Centrándonos un poco más en el parque, en a Raia Seca, podremos llegar a cotas de hasta 1.500 metros de altitud donde predominan las agujas y bolos, seña de identidad de este precioso e inmenso parque. 

En este territorio, cargado de historia, han vivido distintas civilizaciones y por fortuna para nosotros, han dejado huella de ello. Destacan aquí diversos vestigios de la época romana, como pueden ser los miliarios y los restos de la Vía Nova (uniendo Braga y Astorga), así como también, sus construcciones adyacentes, como la Mansio Aquis Originis de Lobios o el complejo termal de Aquis Querquennis en Bande que reflejan la tradición termal de la zona. 

En cuanto a las rutas, el parque dispone de un centro de interpretación donde se da toda la información necesaria acerca de los senderos, siendo uno de los más comunes el de A Corga da Fecha, aunque con común no queremos decir fácil ya que este posee gran dificultad, pero si sois unos amantes de la naturaleza, merece la pena realizarla para poder ver una de las cascadas más altas de Galicia. 

En este Parque Natural y Reserva de la Biosfera de 30.000 hectáreas, nos encontraremos un sinfín de puntos de interés entre los que destacan las pozas y cascadas. Por ello, os recomendamos que os dejéis caer por aquí y hagáis alguna de las rutas para descubrir este entorno tan natural y cargado de belleza e historia. 

O Invernadeiro

En pleno Macizo Central Ourensano, nos encontramos con el Parque Natural de O Invernadeiro, cuyo acceso es limitado y bajo permiso

A diferencia del Parque Natural de Baixa Limia–Serra do Xurés, aquí no hay resquicios de ninguna civilización pasada, ya que, estas montañas solo conocen el uso de estas tierras dedicado al pastoreo y a la ganadería. 

A lo largo de las distintas rutas de senderismo marcadas del parque natural, podremos observar a ciervos y a otros animales en semilibertad.

Además, O Invernadeiro pertenece al municipio de Vilariño de Conso que cuenta con un Centro de interpretación do Cogumelo y con un Museo Etnográfico, en el que nos podemos encontrar con piezas de trabajo en perfecto estado de conservación, utilizadas antiguamente en la zona para llevar a cabo los distintos oficios, por lo que os puede resultar de gran interés.  

En el municipio de Vilariño también se ofrece la posibilidad de realizar otras rutas de senderismo en las que se podrán ver cascadas y una gran diversidad de fauna. 

Recomendamos subir a la Morrena do Val do Cenza (origen glaciar) y a su embalse, aunque cuando os decidáis a visitar esta zona, os daréis cuenta de que su belleza natural estará ahí miréis por donde miréis. 

Serra da Enciña da Lastra

Por último, nos desplazamos al Parque Natural da Serra da Enciña da Lastra, también en la provincia de Ourense.

Este, es un parque donde se dan especies típicas de zonas mediterráneas y, es por esto por lo que su flora llama la atención ya que se dan especies que no son comunes en Galicia, pero, la Serra da Enciña tiene mucho más que ofrecer (deberíais animaros a descubrirla).

Para más información, en la localidad de Biobra podréis encontrar un centro de recepción de visitantes, y, en el parque, se pueden  realizar hasta diez rutas de senderismo (45 km) de gran belleza natural, pudiendo visitar también un total de nueve miradores que dejarán no indiferente a nadie. 

Además, la Serra da Enciña, predomina por sus palas, habiendo registradas hasta doscientas simas y cuevas como la Cova da Zorra, donde habitan las mayores colonias de murciélagos de las que se tiene constancia en la comunidad de Galicia. 

¡Si sois amantes de la espeleología, este es vuestro Parque Natural! Y recordad que no se puede acceder a ninguna gruta libremente ya que se deberá hacer la visita con una asociación de espeleología.  

0

camino francés cebreiro triacastela volta montana