¿Qué veremos en nuestra ruta Vigo Caníbal?

¡Ya sabéis que este sábado nos vamos de ruta! Nos espera el Vigo más caníbal, ese que se devoró a sí mismo para pasar de ser una pequeña población costera de 5.000 habitantes a la ciudad más grande de Galicia y del noroeste de España. Un crecimiento sin precedentes, el mayor salto demográfico que ha experimentado una urbe en Europa entre los siglos XIX y XX. Una historia que merece ser contada.

Y como aperitivo para la ruta hablamos con nuestro guía. El arquitecto Nacho Hortas, de Estudio04, es un auténtico estudioso de la ciudad olívica. Él será quien nos marque el camino cuando andemos por las calles de Vigo, pero antes nos explica un poquito el recorrido que vamos a hacer.

“La ruta quiere enseñar la sociedad burguesa de finales del siglo XIX y de principios del XX, la que más importancia tiene para Vigo porque convirtió a un pueblo en la ciudad más importante de Galicia”, nos cuenta. Una sociedad burguesa que dio a Vigo el empuje más grande en el ámbito empresarial, apoyado principalmente en un sector: “Vigo creció en gran medida gracias a la conserva“.

Comienzo de la ruta

La ruta parte del Casco Vello, donde Nacho nos enseñará cómo era esa sociedad viguesa previa a la burguesa, la que estableció las bases del crecimiento de la ciudad. Empezamos en la Plaza de la Colegiata, lugar muy especial para la sociedad artesana y vinculada al sector primario que pobló Vigo durante gran parte del siglo XIX. Desde ahí bajaremos por la Rúa Carral hacia uno de los puntos más importantes de la ciudad: el puerto y su industria conservera.

Aquí entroncaremos con la Alameda, una de las grandes representaciones que la ciudad construyó para la sociedad burguesa, creada para su tiempo de esparcimiento con su jardín decimonónico como uno de los grandes exponentes.

Entramos en el Ensanche

Pasada esta parte de la ruta, tiempo para introducirnos en el Ensanche! El ingente crecimiento de la ciudad se vio reflejado en el plano urbanístico con calles como Velázquez Moreno y Policarpo Sanz, siguientes puntos de nuestra ruta: “Iremos encontrando edificios muy importantes pero también otros menos fastuosos que fueron muy importantes, como la primera localización del Faro de Vigo o el hotel donde se hospedó Julio Verne“, apunta Nacho.

Subiendo por Rúa Colón, pasaremos por la emblemática farola que ejerce de cruce entre esta calle y las archiconocidas Príncipe y Urzáiz. Por esta última subiremos para introducirnos en la Gran Vía, la gran travesía creada para conectar la ciudad desde sus diferentes puntos. Allí seguiremos recreándonos con una calle creada con el objetivo de ampliar la ciudad ante la población creciente.

¿Cómo vivían?

Nos adentraremos en la Rúa Ecuador, punto que conectará la Gran Vía con el Mercado del Progreso, siguiendo un recorrido para recrear las escenas que esa sociedad vivía siglos atrás: “No nos queremos centrar tanto en enseñar edificios fastuosos, lo que queremos es representar cómo vivían esas personas: ¿cómo era su entorno de trabajo? ¿a qué dedicaban su tiempo de ocio?”. Precisamente dedicándonos a ese tiempo de ocio terminará nuestra ruta. Finalizaremos en el antiguo teatro Tamberlick, un espacio en el que se representaba ópera y al que el paso del tiempo tampoco perdonó.

En definitiva, esto es solo el aperitivo para una ruta completita. Todo lo demás tendréis que descubrirlo en pleno recorrido! Desafortunadamente, ya no nos quedan plazas para esta edición de Vigo Caníbal. Pero seguro repetiremos, porque sabemos que sois muchos los que os habéis quedado con las ganas de venir. Tarde o temprano, ¡nos vemos en Vigo!

Comments
  • Nacho Hortas
    Responder

    Muchas gracias a los dos Pablos, a uno por las fotos y al otro por el texto, por este apunte de la ruta,
    un buen resumen.

Comenta este artículo

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt
0