Galicia, el destino que te hace viajero

 En Galicia

Hay un temor que persigue diariamente a jóvenes y mayores, a niños y mascotas, que es el temor a ser llamado, considerado y señalado como turista. Entrar en ese “hotel con encanto”, preseleccionado con cariño, con miedo a no encontrar algo auténtico.

Las vacaciones en familia o el falso descanso con amigos puede verse alterado al vernos formar parte de un resort cualquiera o de cualquier cosa que se parezca a un resort, rodeados de turistas que buscaron un hotel, como el nuestro, que querían un restaurante tradicional, como el que nosotros queríamos, pero que no sabían, como nosotros, que el encanto del hotel se quedaba en la foto.

No se nos ocurre algo peor para comenzar unas vacaciones soñadas que una decepción con el destino turístico que tanto costó escoger, pero más allá de las ciudades y pueblos transmitidos por el “boca a boca”, ¿cómo podemos reducir el riesgo de equivocarnos antes de llegar y comprobarlo?

En Galicia hemos inventado un nuevo concepto de garantía de las vacaciones de ensueño: “la visita consciente”. Pero la visita consciente por ambos bandos!

Desde un lado os esperamos, queremos que vengáis a vernos, queremos que nos escuchéis, queremos que os dejéis el tiempo en escuchar como desmentimos lo que dicen de nosotros. Si para eso tenemos que invitaros a una cerveza, a un vino, pues se os invita.

En Galicia queremos demostraros que sí, que comemos bien, pero que aún no sabéis de verdad lo bien que se come. Si hay que ponerse en modo biólogo, nos ponemos. Y si hay que afirmar teorías sobre los pimientos de padrón, las afirmamos.

Nos gusta que veias nuestro mundo, que comprobéis que no llueve tanto y que nuestra playa es la mejor. Os enamoraremos diciéndoos donde está…la segunda mejor,

perdonadnos por ello.

Más allá de los Ancares os preguntaremos de donde venís, seguramente de un lugar donde hemos estado o tengamos amigos, y adularemos lo mejor de vuestro patrimonio, e inmediatamente os pondremos un ejemplo proporcional.

En Galicia os costará ser turistas, porque os queremos viajeros, os queremos participativos, os queremos integrados y queremos que compartáis nuestra pasión por una tierra donde no hace falta decir que un hotel tiene encanto, lo difícil es encontrar algo que ya no lo tenga.

Os invitamos a visitarnos, os retamos a no querer repetir 🙂

Artículos Recomendados

Comenta este artículo

0

embalse-de-belesar